Get Adobe Flash player

ACERCAMIENTO AL GANADO Y TENTADERO EN LA GANADERÍA "SEPULVEDA"

alt

 

D. Iñigo Sánchez Urbina nos mostró el trabajo que  realiza para que sus toros vuelvan a recuperar el sitio que se merecen

El matador abulense Luis González y Jaime Casas, novillero con raices zamoranas participaron en un extraordianrio tentadero que el ganadero tuvo la deferencia de organizarnos

 

Una jornada de domingo en la que el ganadero D. Iñigo Sánchez Urbina abrió a los miembros del Foro Taurino de Zamora las puertas de su finca “Sepúlveda” en la localidad de Castraz de Yeltes, agasajándonos con una visita a sus cercados y un extraordinario tentadero.

Durante el acercamiento al ganado, pudimos vislumbrar el cambio morfológico que está sufriendo esta vacada desde que los sementales de Daniel Ruiz llegaron a ella: nuevos pelajes, animales mas bajos de cruz; el cambio del encaste Atanasio-Lisardo al de Domecq comprobado in situ.

En una deferencia con nuestra Asociación, el ganadero dispuso celebrar un tentadero en la plaza de tientas de la propia finca . Una labor ésta de la tienta  poco frecuente de contemplar, dada la necesidad de silencio y comportamiento cuidadoso de los asistentes.

Ya en la plaza ante las anotaciones que el ganadero iba tomando sobre el comportamiento de las vacas a tentar,  tres eralas saltaron al ruedopara el matador de toros de Cebreros Luís González, con el novillero de descendencia zamorana Jaime Casas “desde la tapia”. Tres animales de diferente condición: una primera con sentido, mansa y por lo tanto peligrosa; como segunda una colorada y excelente vaca con la que los toreros hicieron el toreo actual, de llevar las embestidas hasta lugares insospechados, algo impensable hace 30 años, finalizando con una tercera que sin destacar, tampoco mostró un sentido peligroso.

La sorpresa fue encontrarse con un torero en madurez, en poso, con el cuchillo entre los dientes preparado para cotas mayores como es el abulense Luís González. Un nombre que desde esa mañana permanecerá en la mente de los aficionados presentes por el gran tentadero que realizó, muy cercano con todos, especialmente con el novillero Jaime Casas, a quien ofrecía sus consejos que le servirán de base para la temporada que le espera.

Desde estas líneas agradecer al ganadero D. Iñigo Sánchez y su familia también presente, el generoso trato dispensado a este grupo de aficionados, a la vez que expresar la felicitación a los dos toreros por haberse empleado como si en una plaza de primera estuvieran. 
 

 

alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
Fotografías Diego de Toro