Get Adobe Flash player

MARIO VARGAS LLOSA VISITARÁ LA CIUDAD DE TORO PARA RECIBIR EL RECONOCIMIENTO DE LA AFICIÓN ZAMORANA

alt

EL PREMIO NÓBEL PERUANO, DURANTE SU ESTANCIA EN LA CIUDAD, DISFRUTARÁ DEL PASEO POR SUS CALLES Y DEL CONTACTO CON SUS GENTES

Nada podía alegrarme más que recibir un reconocimiento tan generoso de una ciudad como Toro, ubicada en el corazón de la vieja Castilla, célebre por su amor a la fiesta taurina y por sus viñedos. Todo lo que usted me cuenta de la plaza de toros del lugar, así como sobre lo enraizada que se halla la afición taurina, me llena de curiosidad y desde luego que acepto encantado la invitación para visitarlos”... son palabras de Vargas Llosa en repuesta a la invitación del alcalde.

 

 

El premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ha confirmado su visita a la ciudad de Toro el sábado día 13 de octubre, coincidiendo con la Fiesta de la Vendimia, para recibir un homenaje popular de la afición zamorana por su defensa de la Tauromaquia. Éste será el primero de una serie de actos que en el futuro servirán para destacar hechos o personas que engrandecen la Tauromaquia como valor universal.

 La presencia del ilustre escritor ha sido recibida con entusiasmo desde el Ayuntamiento de Toro, que hace meses recogió una propuesta efectuada desde el Foro Taurino de Zamora, a fin de mostrar el respeto, la admiración y el agradecimiento hacia su persona, por su defensa abierta de la Tauromaquia como arte y cultura.

 Después de ser recibido por las autoridades, Mario Vargas Llosa  realizará una visita por la localidad, departirá con los aficionados y asistirá por la tarde a presenciar la tradicional “Fuente de Vino”, enmarcada en los actos programados con motivo de la Fiesta de la Vendimia. Previamente, en la histórica Plaza de Toros toresana, se descubrirá un mosaico conmemorativo de la visita, que supone un reconocimiento a la defensa de la Tauromaquia que el escritor mantiene abiertamente.

 Meses atrás el alcalde de Toro, Jesús Andrés Sedano, cursaba una invitación al escritor peruano, a fin de destacar su papel relevante en la defensa de la fiesta de los toros, realizada siempre de forma elegante y argumentada y que cobra mayor importancia por la proyección social y cultural de su persona.

 

Patrimonio Cultural Inmaterial.

 En esta defensa pública de la Tauromaquia, hay que recordar que la ciudad de Toro fue la primera localidad en España en declarar sus festejos taurinos Patrimonio Cultural Inmaterial. Esta declaración tiene por objeto que el Gobierno Español declare los toros Patrimonio Cultural Inmaterial, para posteriormente obtener el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, a fin de proteger y blindar la fiesta. Cabe resaltar el apoyo que el premio Nobel ha prestado desde sus inicios a este proyecto, en el que destaca, asimismo, la implicación de los aficionados zamoranos en colaboración con la Asociación Internacional de Tauromaquia, cuyo presidente, Williams Cárdenas, también valedor de la visita, estará presente en los actos del próximo 13 de octubre. 

Inmortalizar la visita histórica en la Plaza de Toros.

 En una misiva muy emotiva, el alcalde toresano elevó al ilustre escritor  la intención de colocar un azulejo conmemorativo en el interior de la Plaza de Toros, en un acto de justicia hacia el Nóbel, uno de los valores que el toreo atesora. Estos azulejos serán colocados ante hechos de especial relevancia, que perpetúen el carácter generoso de personas que fuera de los ruedos, realicen aportaciones destacadas a la Tauromaquia.

 Tanto por decisión del Ayuntamiento de Toro como por el  sentir  de los aficionados, se determinó que el primer reconocimiento público en el histórico coso fuera la colocación de un azulejo en honor a Mario Vargas Llosa, en agradecimiento a su condición de aficionado universal. De esta manera su nombre y su ejemplo quedarán vinculados para siempre a un símbolo de la ciudad tan querido para sus habitantes como es su Plaza de Toros. Un honor para la ciudad que dejará una fecha histórica en el recuerdo.

 Asimismo, el alcalde indicaba que “haciendo honor a su nombre, Toro ha sido cuna de festejos populares que datan de tiempos inmemoriales. Además, la ciudad cuenta con la que puede ser una de las primeras representaciones plásticas del toreo a pie: un capitel que perteneció al convento-palacio  toresano de Santo Domingo en el que aparece un hombre, armado con un trapo, enfrentándose a un toro. Todo este patrimonio, humano e iconográfico, alcanza su cima en lo que el pueblo toresano considera su principal joya: la Plaza de Toros, que constituye uno de los más bellos ejemplos de arquitectura popular”. El regidor toresano continuaba en su carta: “Si etimológicamente la localidad tiene el nombre del animal más bello del mundo (ese toro bravo que respetamos y defendemos con pasión), la cultura taurina forma parte de nuestras más profundas raíces”.

Toros y vino.

Las palabras de Vargas Llosa en respuesta al alcalde toresano demuestran la sensibilidad de este Aficionado Universal para con los toros: “Nada podía alegrarme más que recibir un reconocimiento tan generoso de una ciudad como Toro, ubicada en el corazón de la vieja Castilla, célebre por su amor a la fiesta taurina y por sus viñedos. Todo lo que usted me cuenta de la plaza de toros del lugar, así como sobre lo enraizada que se halla la afición taurina, me llena de curiosidad y desde luego que acepto encantado la invitación para visitarlos”.

 De esta forma, desde hace meses se trabaja cuidando al máximo los detalles para que el ilustre visitante se encuentre en todo momento cómodo en la ciudad y así desde el sentimiento y cariño popular, los toresanos en particular y los zamoranos en general podrán mostrar al Nobel, con la unión de toros y vino, vino y toros, las señas de identidad de la ciudad de Doña Elvira, a la vez que se realizará un merecido homenaje por su defensa abierta de la fiesta de los toros.

 

alt

Momento de la rueda de prensa celebrada en Toro para dar a conocer la noticia