Get Adobe Flash player

EL MAESTRO JOSE MARÍA MANZANARES MERECEDOR DEL PREMIO “SOÑANDO TOREROS”

alt

El Foro Taurino de Zamora reconoce con ese galardón la importancia de las iniciativas que el Maestro toma para acercar los toros a niños y niñas, que son la semilla y la garantía de continuidad de la Tauromaquia.

Los niños de ADFYS -Asociación de Disminuidos Físicos y Psíquicos de Toro- ha elaborado el obsequió que la organización espera entregar al Maestro alicantino.

Por unanimidad, la junta directiva de la Asociación Cultural “Foro Taurino de Zamora” decidió otorgar el premio “Soñando Toreros” al Maestro José María Manzanares, para de esa forma expresar el reconocimiento de toda una afición y una ciudad, a su forma de difundir el toreo en la sociedad del siglo XXI.

Para el jurado, Manzanares es todo un ejemplo en el que los niños deben de verse reflejados, como persona que, pese a gozar de una fama y prestigio de gran altura, tiene numerosos detalles de consideración hacia sus compañeros, así como hacia los aficionados, incluso en momentos de máxima responsabilidad. También estos valores de respeto y consideración hacia sus semejantes merecen expreso reconocimiento en una sociedad que frecuentemente olvida sus principios fundamentales

Además del cariño con el que la afición zamorana recuerda su actuación en el año 2004 en la plaza de la capital, muestra de la admiración que se siente por José Mari Manzanares en Zamora, es la participación de niños zamoranos en el Concurso de Dibujo que el propio torero convoca y que en las dos ediciones últimas ha sido ganado por Víctor y Alba, dos pequeños/grandes aficionados zamoranos. Ellos, al igual que todos los niños de su escuela y edad, que desde que conocieron la noticia a través de los medios de comunicación “juegan a los toros” en el recreo del colegio, representan el futuro.

El Foro Taurino de Zamora, se encuentra a la espera de conocer la fecha en la que lograr contar con la presencia del Maestro José María Manzanares, momento en el que poder expresarle la admiración y respeto, además de cómo torero, como persona que pone en valor la Tauromaquia de nuestros días, todo un ejemplo para nuestros hijos e hijas y la sociedad en general.