Get Adobe Flash player

GRAN DÍA EN ZACARÍAS, GRACIAS A SU AMABILIDAD Y CERCANÍA

alt

A quien madruga dios le ayuda dice el refrán, y así fue. A las 8 de la mañana nos dirigimos hacia la finca El Beato, propiedad de D. Zacarías Moreno, en la localidad madrileña de Chinchón. Allí nos aguardaba una buena mañana de tentadero.

 

 

Nada mas llegar nos dirigimos hacia la plaza de tientas, donde nos esperaba el ganadero, el cual estaba con los preparativos previos al tentadero. Preparados estaban Eduardo Gallo, torero salmantino, y Alejandro Gardél, novillero con caballos de la parte alta del escalafón y ganador del zapato de plata de Arnedo 2016. Por el callejón se encontraban D. Lázaro Carmona apoderado de Gallo, y Marcos Pérez, novillero con caballos, hijo del empresario Maximino Pérez y nieto de Domingo Hernández, propietario del hierro de Garcigrande.

El tentadero constó de cuatro vacas de muy distinta condición, destacando tercera y cuarta. Eduardo Gallo demostró que tiene cualidades para estar en las ferias sobradamente, y Gardél nos enseño esa clase y elegancia, la cual ya pudimos disfrutar en nuestro bolsín en el cual participo hace varias ediciones.

También salieron a torear dos novilleros sin caballos el Colombiano José Luis Vega y  Raúl Parra, los cuales también han pasado por nuestro Bolsín Tierras de Zamora.

Al finalizar disfrutamos de una buena comida y agradable compañía, en uno de los salones de la finca, decorado como no con fotos, carteles, cabezas de toro, e incluso con una pequeña zona habilitada para el cante.

Acabada la comida, y después de la correspondiente sobremesa taurina nos acercamos a ver las instalaciones y los sobreros que se irán lidiando en la plaza de toros de Madrid.

Aproximadamente unos 16 y con una estampa imponente descansaban esperando su destino para la 1ª plaza del mundo. Carriquiri, Los Bayones…. Muchas eran sus procedencias, pero solo uno era su destino.

Desde aquí agradecer al ganadero por haberos echo pasar un gran día de toros, y desearle mucha suerte para las novilladas que tiene preparadas en el campo.  

Fotos Diego Rodriguez:

alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt
alt alt